ARTWORK > El sacrificio

El sacrificio

«… se hace en torno suyo un vacío hasta entonces desconocido; la ciudad no le acoge; no encuentra lugar alguno ni entre los vivos ni entre los muertos: se revela su soledad.»
María Zambrano, Senderos, p. 212

Realizo esta serie de autorretratos durante la Semana Santa del dosmilveinte.
Llevo dos meses en soledad en mi casa-taller a causa del estado de alarma de la pandemia del virus Covid 19. Este tiempo me revelan en mi soledad y en el encierro un modo de sacrificio. Mi casa se convierte en un espacio celda, un lugar donde el tiempo y el espacio se pierden. Paso las horas, los días escribiendo, dibujando, pintando, leyendo etc.

Con un trípode, temporizador y doble exposición busco captar como el tiempo y el espacio se yuxtaponen alrededor de mi cuerpo.

Como en la tragedia de Antígona de la que nos habló María Zambrano a lo largo de toda su obra la muerte apele al tránsito. Antígona reclama vida, voz que desate la lengua para viajar con las palabras. En la tragedia de Sófocles se pone en acción el rito de la muerte. Como en este encierro en el que una parte de mi muere y otra se libera.

Los autorretratos los intervengo con un poema realizado a partir de dos citas del Éxodo que habla de los ritos paganos que se hacían en el solsticio de primavera y que coinciden con la celebración de la Pascua Judía otro sacrificio en este caso el del Cordero. Un ritual de paso para que el sacrificio perfecto tenga lugar, el Cristo crucificado resucitará.

Una parte de mi Antígona celebra un rito de paso para transitar a un nuevo corpus que reclama la vida haciéndome cargo del nuevo destino, una nueva orbita, la libertad de poder ser, de poder crear sea cual sea mi destino.



«Se le dio una tumba. Había de dársele también tiempo. Y más que muerte, tránsito.»
María Zambrano, Senderos, p. 205



22 Echen la sangre del cordero (a cuatro vientos ) en una vasija, (entre rutinas diarias) tomen luego unas ramas de hisopo (quemen palo santo y lavanda) y unten con ellas la sangre (en las manos y la cara ) en los marcos de las puertas de sus casas (aireadas al sol). Después de esto, nadie deberá salir de su casa (encerrada) hasta el día siguiente.

 23 Así, cuando nuestro Dios (orando a las azaleas y el jazmín) recorra el país para quitarles la vida a los hijos mayores de los egipcios, (me arrastro en las baldosas de suelos y cemento) verá la sangre en los marcos de las puertas y pasará de largo. (arropada con un mantón de manila ) Dios (abrazándome ) no permitirá que muera (postrada en la cama ) ninguno de ustedes.” (resucitaré con la piel sin escamas)

Éxodo 12

El sacrificio 1. Edición 9+ P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 2. Edición 9 +P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 3. Edición 9 + P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 4. Edición 9 + P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 5. Edición 9 + P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 6. Edición 9 + P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 8.Edición  9 + P. A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 9. Edición 9 + P. A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 7. Edición  9 + P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 10. Edición 9 + P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 11. Edición 9 + P. A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 12. Edición 9 + P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 13. Edición 9 + P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 14. Edición 9 + P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 15. Edición 9 + P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 16. Edición 9 + P.A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100
El sacrificio 17. Edición 9 + P. A
Fotografía
7-10 cm
2020
$100