Artwork > El elogio de la sombra. En proceso.

2019
2019
2019
2019
2019
2019
2019
2019
2019
2019
2019
2019
2019
2019

EL ELOGIO DE LA SOMBRA

Proyecto fotográfico a partir del libro “El elogio de la sombra” de Tanizaki.

La sombra es un elemento estético que en Oriente realza la belleza. Mientras en Occidente siempre fue la luz, lo brillante, lo estridente.

Fotografío Japón durante el verano del 2019. Mi mirada se fija en un Oriente que se occidentaliza mientras intenta mantener sus tradiciones, su cultura.
La sombra de la que habla el libro va desapareciendo con la modernidad. Las casas de madera tradicionales son remplazadas por las de ladrillos; las paredes de madera pintadas con carbón en las zonas rurales sustituidas por la cal y el cemento; los campos de arroz ya no son productivos, la gente emigra a la ciudades de luces de neón; los templos sintoístas y budistas prevalecen como islas en medio de selvas de rascacielos; los bosques son atravesados por las autopistas; los váteres tradicionales en patios sin calefacción y oscuras por inodoros de chorros eléctricos con sonidos de la naturaleza; los baños tradicionales onzen por spas de hoteles; los jardines zen sobreviven en medio de un mundo de tecnología y robótica; la arquitectura tradicional de líneas simétricas y de luces que se cuelan por fisuras pensadas como las del arquitecto Tadao ando por rascacielos acristalados de líneas puntantes; aun algunos te saluda reclinándose mientras otros ni te ven metidos en su realidad paralela etc La sombra se mantiene en medio de la luz estridente de las pantallas que apagan los sentidos.

Intento plasmar mediante un relato fotográfico-poético que cuanto mas fuerte es la luz más contrastada es la sombra. Una no existe sin la otra.
Intercalo fotografías en color, con blanco y negro. Realizadas con mi cámara Lomo porque quiero que mi mirada este en el instante, quiero parar, y no poder borrar lo que mi ojo cámara lente vio.
El Japón que yo fotografío no hay personas, fotografió espacios, atmosferas…Una sociedad que me atrapa por sus contradicciones. La modernidad y las tradiciones, el silencio y el ruido, las urbes tentaculares y los pueblos tradicionales en los archipiélagos de cientos de islas. Y en medio de todo eso los restos de una sociedad milenaria donde aun perdura esa sombra que entreveo en los shojis, en los casas tradicionales, en la cerámica desgastada, en los onzen iluminados con paneles de wasi con flores secas, en la simpleza de los jardines zen, en las paneles dorados de las casas, palacios, en la naturaleza exuberante que crece hasta casi alcanzar el cielo, en la humedad del verano que no te da ni un respiro, me pierdo por los antiguos camino de peregrinajes de las mujeres en la región de koyasan, y entre los cenatafios del cementerio de okunoin etc. Siento por momentos que la belleza es un estado fragil, sutil, refinada, esta en esa penumbra que se respira en el aire, en el matiz, lo sutil. Veo y siento los aspectos que dan interés a las cosas, frente a la obviedad occidental.

El proyecto esta intercalado con estratos del libro de Tanizaki en un dialogo en que las imágenes en formato de foto de álbum mosaico de contrastes, forman frases siendo ellas las palabras.

Las sombras tienen la capacidad de absorber el tiempo, el rastro humano, la erosión, la aparición de la vejez y la historia, la metamorfosis de la materia, la profundidad, la quietud y la sabiduría. Saber encontrar dentro de una sombra una historia milenaria donde se almacenan ocultos secretos del pasado.

Es una metáfora, la sombra, de las desconexiones y semejanzas aparentemente opuestas entre tradición, cultura, estética y perspectivas de estas dos culturas.